Menu

Fomenta la creatividad con espacios creativos

0 Comment


Actualmente, las oficinas en renta suelen ser espacios un tanto más asequibles cuando para una empresa pequeña se refiere.

Si piensas en oficinas como las que ofrece Network Oficinas, sencillamente te olvidas incluso de su diseño ya que éstas se encuentran totalmente adaptadas a un estilo mucho más “millenials”.

Pero, qué sucede con un espacio donde es necesario o grita por un diseño que invite a un mejor desempeño y productividad de sus empleados.

Hoy vemos oficinas como las de Google que están muy lejos de ser una oficina tradicional, por lo que ¿vale la pena pensar en un nuevo diseño para tus oficinas actuales?

La respuesta es sí… si estás dispuesto a invertir para mejorar. A veces la inversión es tan simple como pintura y una sencilla reubicación de muebles, por lo que vale la pena seguir estos simples consejos:

  1. a) Haz un plano

Conoce lo esencial para tus ajustes y comienza con el diseño de una oficina con un plano.

Un plano de planta es una excelente herramienta para organizar tus pensamientos y asegurarte de haber cubierto todas las bases.

Piensa en la luz natural, los muebles y determine qué ubicación funcionará mejor.

Con un programa de software adecuado podrás visualizar tus ideas de diseño en 3D y crear un diseño completo de tu nueva oficina, antes de comenzar a comprar y/o hacer los trabajos.

2) Cultiva el permiso

Permite que tus empleados pongan cosas en las paredes. No hace falta decirlo: es mejor tener las cosas en la pared que has creado, en comparación con el arte costoso por el que le has pagado a alguien más.

3) Proporciona espacios para proyectos

Considera en tu diseño el ofrecer un espacio despejado donde los trabajadores puedan dejar proyectos en progreso sin preocuparse por el desastre.

Ojalá todos los hogares y todos los espacios de trabajo tuvieran esto.

Esto motiva y alude sobre el trabajo de tus colaboradores y permite ofrecer nuevas ideas.

4) Introduce algo de juego

Haz que tus colaboradores se tomen un respiro para encontrarse más abiertos a la lluvia de ideas al sacarlos ligeramente de su zona de confort.

Piensa en cambios o ajustes tan simples como el colocar pelotas de pilates en lugar de sillas.

¿Qué te detiene en colocar por ejemplo columpios en un estudio para crear un espacio informal y lúdico?

5) Piensa en un paisaje de espacios creativos

Crea diferentes espacios para que coincida con la tarea en cuestión.

Se requieren tres cosas para que esto sea exitoso: tomas de corriente abundantes, cobertura wi-fi de calidad y acuerdos entre empleados sobre cómo “usar” el espacio.

De esta forma, ningún individuo intentará reclamar un espacio a largo plazo y en su lugar facilitará que todos estén en el espacio correcto en el momento preciso.

De hecho, la forma de fomentar la creatividad es ofreciendo entornos donde se alienten. Los colores, la música, los objetos… te estimulan siempre y cuando estén orientados a este objetivo.

Solo basta con entrar a un espacio grande, lleno de gente y escritorios donde no hay luz natural, ninguna planta natural y todo está viejo y gris… de hecho lo que deseas es huir.

Así que fomenta la creatividad con espacios creativos… tus colaboradores te lo redituarán con su trabajo.

Consulta: Network Oficinas y Google.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *