Menu

Lo que me falta aprender.

0 Comment


Cuando era pequeño uno de mis sueños aparte de ser taxista (mi mamá se sigue burlando de eso) era ser independiente, me daba mucha ilusión decorar mi cuarto como yo quisiera sin tener que estarme preocupando de la pintura de las paredes, poder comer sin lavar los platos inmediatamente o mantener el desorden de mi cuarto hasta que yo quisiera arreglar.

Mis padres sabían que yo siempre había soñado con eso pero que todavía no había visto todo lo que implica el hacerlo. Nunca había pensado en cómo le iba a hacer con la comida, mi mamá hacía que todo pareciera muy sencillo.

Un día, después de que acompañamos a mi abue a hacerse un análisis clínico me pidió que hiciera la comida, me daba muchísima flojera y en verdad no quería pero con la mirada que me lanzó mi madre no me atreví a volverlo a negar.

Según yo iba a hacer espagueti  pero ya que agarré el empaque de la pasta me di cuenta que no tenía idea de cómo se hacía y no quería pedirle ayuda a mi mamá porque se suponía que a pesar de mis 16 años yo ya debía tener aprendida esa habilidad.

Nunca leí nada en mi vida con tanta atención como ese empaque en mi mano, además de que checaba como 3 veces que tuviéramos los ingredientes: agua, aceite, olla, sal, estaba muy nervioso por arruinarlo y porque quería demostrarle a mi mamá que yo podía hacerlo solo.

Fui siguiendo las instrucciones pero lo que yo no sabía porque es un conocimiento que te da la experiencia es que hay que tener cuidado al dejar la pasta en la olla ya que se puede quemar o pegar… ya se imaginarán lo que pasó.

Terminé con una bola de pasta ligeramente chiclosa. Cuando mi mamá fue a la cocina creo que tenía la intención de regañarme pero vio mi cara de angustia y el esfuerzo que había puesto, cambio de temple y comenzó a explicarme cómo hacerlo.

Lo hicimos juntos, efectivamente era más sencillo de lo que parecía pero al mismo tiempo tenía maña. Como mi mamá es muy buena para la cocina  logró transformar mi pasta mutante en algo delicioso y diferente.

Sigo con ganas de ser independiente pero no tengo prisa porque quiero aprender todo lo que pueda de ella antes, obviamente porque cocina riquísimo y se sabe un montón de recetas que sin duda me gustaría preparar yo.

También me ha estado enseñando la administración de la casa, cuando se paga cada servicio, como hacer para que las manchas de ropa se quiten y otro tipo de detalles que parecieran pequeños pero son justos esos los que hay que saber.

Mientras tanto mi mamá dice que está orgullosa de mi y que ella confía en que podré hacer todo lo que me proponga algunas veces me pongo muy ansioso o siento que no podré hacer ninguno de mis planes. Ella se acerca de forma cariñosa y me dice que no me preocupe que lo único que requiero es tiempo y paciencia, que la vida me dará todo lo demás.

Consulta: YouTube, SwissLab, La mente es maravillosa

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *