Menu

Mi viaje al mundo del golf

0 Comment


Hace solo unos años, el golf no era lo primero que me venía a la cabeza cuando pensaba en los deportes.

Disfruté del juego del “Golfito” cuando era niño y fuimos a un hotel donde existía un pequeño campo para los niños, sin embargo, estar de pie alrededor de un campo de golf no me sonaba muy atractivo.

Incluso la idea de ver días de golf en la televisión no me vino a la mente cuando era más joven.

Siendo un gran fanático de los deportes, estaba interesado en la mayoría de los deportes, el fútbol soccer y americano tomaban la mayor parte de mi atención.

Ah! y cuando el equipo de los Tigres del beisbol se presentaba en mi ciudad, vaya que me divertía viéndolos jugar directamente al estadio.

Mi interés en el golf se inició en mis últimos años estudiando la universidad cuando visité un campo de práctica con algunos amigos, quienes eran fanáticos de este deporte y lo jugaban desde muy pequeños.

De hecho puede resultar raro que de nuestro grupo estudiantil, yo era el único no golfista.

Así que buscaron remediar este “detalle” y me invitaron a ir a un juego con ellos.

Al principio no esperaba mucho, sin embargo, realmente lo disfruté.

Desde el clima agradable de la mañana, la belleza del campo, el reto de identificar los palos de golf  incluso cuando me llevaba más de 2 o 3 golpes para atinarle a la pelota.

A partir de esto, estaba ansioso por ingresar a unas clases de golf.

Mientras estuve en la Universidad, mis compañeros y yo estábamos mirando intensamente la Ryder Cup, más tarde nos dimos cuenta de que estábamos viendo un “milagro” que se llevaba a cabo en Medinah por el equipo europeo para llevarse la victoria.

Vídeo cortesía de YouTube

Después de ver esto, decidí que había llegado el momento de ver qué habilidades de golf (si acaso alguna) tenía y así saberlo durante mis clases de golf.

Poco después, tomé el curso de 9 hoyos por primera vez con mis compañeros de universidad en donde ahora sí, ya eramos legalmente un equipo de jóvenes golfista (o al menos yo con la idea de ser parte del gremio) y me sorprendió cómo logré el “Chip and Putt” con algunos greens ni siquiera vistos desde el tee.

Es seguro decir que perdí la cuenta de cuántos disparos sobre par llevaba, sin embargo, fue una experiencia agradable.

He estado varias veces y estoy mejorando lentamente, recuerda que empecé ya muy “madurito” para los estándares de mis compañeros.

Golpear la pelota la primera vez consistentemente es una estadística de la que estoy bastante orgulloso.

Tu también puedes intentarlo en PGA 

Me resultó difícil pensar en la compra de un conjunto de palos de golf y unirme a un club con mi presupuesto estudiantil, sin embargo, ya con la universidad casi concluida, no pasó demasiado tiempo hasta que complete un curso completo de 18 hoyos.

Después de esto y ya trabajando, este sueño se hizo realidad ya que pude conseguir no solo completar el curso de 18 hoyos, sino que poco a poco he estado conformando mi propio set de palos de golf y el poder pertenecer a un Club de Golf.

Y como acotación en este punto… actualmente vivo en Cancún y sus campos de golf son sencillamente hermosos y con reconocimiento mundial. Así que ahora disfruto de una buena ronda de golf, de un excelente clima en su casa club y con la satisfacción de que no salí tan malo en este deporte.

Información: PGA y Wikipedia 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *